Personajes

Will y Niph Barfield.

Bromistas, insolentes y despreocupados mellizos de trece años. Son mestizos, dado que su padre es mago y su madre elfa.
Al principio de la novela se enteran de su condición y son la última esperanza para los detractores de Night y Prisoner.
Definitivamente, ellos son del tipo de personas que no conocen el significado de la palabra "imposible"... y tampoco aspiran a hacerlo. ¿Su mayor odio? El cascarrabias de su tío Owl... (seguir leyendo)

Skandar Astbuert.

Pecoso e indeciso treceañero que llega con su familia a pasar las vacaciones de Navidad a casa de los tíos de Niph y Will.
Él también es un mestizo, pero no se toma tan bien la idea como los gemelos. Su único deseo es volver a ser un niño normal y corriente. No llega a calibrar el peligro de su situación.


Lily.

Hadita amiga de Niph y Will. Ella es valiente, leal y amable.
Demuestra una gran sensibilidad, sentido común y madurez, aunque lamenta muchísimo su pequeño tamaño y el hecho de llevar alas a la espalda.
Ella prefiere mantenerse en un segundo plano a ser el centro de atención. Aun así, su ayuda será clave para los mellizos.


Oliver.

Extraño y misterioso chico que los cuatro amigos encuentran por casualidad merodeando en casa de la tía Ágata.
Es esquivo, introvertido y a menudo hasta rudo con la gente que no conoce.
De extrema palidez, cicatrices por todo el cuerpo y una delgadez exagerada, supondrá todo un dilema para los mellizos.


Tío Owl.

El seco, severo y gruñón tío abuelo de Niph y Will.
Posee una gran casa y una fortuna aun mayor, pero aun así continúa siendo una persona sumamente codiciosa y avara.
No se molesta en disimular que no tiene ningún aprecio por sus sobrinos ni por nadie más que sea él.
Será el encargado de dar clases a los tres mestizos.